1.09.2017

¿Por qué subió precio el precio de las gasolinas?




Los precios de los combustibles tuvieron un incremento importante a partir del primero de enero de 2017. Los precios son distintos en 90 regiones del país, los precios promedio a nivel nacional hasta el 3 de febrero serán de $15.99 para gasolina magna, $17.79 para la premium y $17.05 para el diésel. Estos incrementos representan el 14.2%, 20.1% y 16.5% respectivamente, con respecto al precio observado en diciembre de 2016, pero eso no es todo, en febrero se realizarán dos ajustes semanales en los primeros quince días del mes y a partir del sábado 18 de febrero se determinarán todos los días. 

México produce cerca de la mitad de la gasolina que consume y el resto la importa principalmente de países como Estados Unidos, además nuestro país se ha convertido en importador importante de otros combustibles como el diésel, turbosina, gas natural, gas LP y otros petroquímicos. El consumo per cápita de gasolina en México es mayor que en países como Brasil, Argentina, Alemania, Italia, España y Francia. 

Comprar gasolinas y diésel en el exterior resulta más caro con un dólar a 21 pesos. Esta es una razón del aumento del precio de los combustibles, por otra parte, los precios de las referencias internacionales para los combustibles se incrementaron de manera importante el año pasado. 



Fuente: Elaboración porpia con datos de la SHCP 


Es importante destacar que no hay nuevos impuestos a las gasolinas, en realidad nuestro país ha transitado de un modelo de un sólo proveedor que se encargaba de abastecer a todo el país a un esquema competitivo, en el que más proveedores compartirán la responsabilidad de distribuir combustibles a todo el país. Esta estrategia de flexibilización de los mercados de gasolina y diésel se dio a conocer el 21 de diciembre del año pasado.
El gobierno subsidió por muchos años el precio de la gasolina, es decir, destinaba una cantidad importante de dinero para mantener precios bajos, una distorsión que se reflejó de un solo golpe en bolsillo de los consumidores al iniciar el año.