11.14.2016

Donald Trump y el contrato con sus electores



Donald Trump es el presidente electo de Estados Unidos, tomará posesión el 20 de enero de 2017 para convertirse en el presidente 45° de esa nación. Los primeros 100 días de su gobierno serán claves, así lo anunció en un documento que denominó el contrato con sus votantes. 

El resultado de esta elección ha cimbrado al mundo entero y se ha reflejado una volatilidad importante en los mercados internacionales. En nuestro país por ejemplo, la bolsa tuvo en tres días una caída de 7.2%, la depreciación de nuestra moneda se ha incrementado sustancialmente, el tipo de cambio alcanzó el umbral de los 21 pesos por dólar. 

La amenaza de construir un muro a lo largo de la frontera no es una idea nueva, quizás lo más polémico es señalar que los mexicanos pagaremos su construcción, al menos de manera indirecta. Sin embargo, hay gran incertidumbre y preocupación por el discurso hostil, discriminatorio y racista, acompañado de promesas y propuestas de campaña seductoras que son inviables desde el punto de vista de la economía.  Los tiempos de campaña quedaron en el pasado, la diferencia entre ser candidato y presidente electo es abismal, pero en la primera entrevista como presidente electo, sostuvo que expulsará entre dos y tres millones de personas indocumentadas. Los primeros 100 días de su gobierno serán claves para observar si el presidente electo moderará su posición en los temas de remesas, expulsión de inmigrantes y la renegociación o salida del Tratado de Libre Comercio, sin duda, las medidas más dramáticas para nuestra economía, más que el muro fronterizo de Donald Trump. 

Una revisión de la relación bilateral, efectivamente, no implica un impacto inmediato en el marco normativo que regula el comercio de bienes y flujos financieros y otras actividades económicas con nuestro principal socio comercial, en el caso del Tratado de Libre Comercio se tiene que avisar con seis meses de anticipación, así lo señala el frágil artículo 2205 del TLCAN “una parte podrá denunciar este Tratado seis meses después de notificar por escrito a las otras Partes su intención de hacerlo”. 

La relación entre ambas naciones es prospera y diversa, el intercambio es el corazón de las economías y resultado de las ventajas comparativas de ambos países por el simple hecho de ser tan diferentes. Quizás, le sugieran al nuevo presidente que el libre comercio beneficia a las personas, las regiones y las naciones porque incrementa las posibilidades de intercambio y se benefician de la especialización internacional que ofrece la globalización. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.