9.29.2016

Banco de México aumentó su tasa de interés




El Banco de México aumentó 50 puntos base el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día y se ubicó en 4.75 por ciento, además es el tercer incremento en el año.  

En México nuestro banco central es el Banco de México y es el encargado de combatir la inflación, es decir, controlar el aumento sostenido y generalizado de todos los precios de los bienes y servicios que se comercian en la economía, por lo tanto, tiene la responsabilidad de determinar las medidas necesarias para controlar la inflación y mantenerla baja y estable; a estas acciones se les conoce como política monetaria. Para esto, el Banco de México utiliza los instrumentos de política monetaria, su principal herramienta es una tasa de interés llamada objetivo para los préstamos que obtienen los bancos a un día. En otras palabras, el banco central establece un objetivo para la tasa de interés a la que se prestan dinero entre sí los bancos comerciales, ya que parte de su actividad diaria es prestarse recursos entre sí por periodos muy cortos, digamos a un día. Esto es porque algunos tienen faltantes y otros sobrantes. Por eso existe un mercado interbancario en donde los mismos bancos cubren los faltantes de unos con los sobrantes de otros. 

El Banco de México reduce su tasa objetivo cuando considera que hay menores presiones en la inflación. Por el contrario, sube su tasa objetivo cuando detecta presiones de inflación presentes y futuras en nuestra economía. La tasa de interés de referencia es el principal instrumento de política monetaria que utiliza el banco de Mexico para mantener la inflación baja y estable. Cuando el banco central sube o baja la tasa de interés de referencia, impacta otras tasas de interés presentes en nuestra vida diaria. En general, un aumento en la tasa de interés tiene efectos en las condiciones de gasto en la economía en su conjunto, por ejemplo, el crédito para el consumo y la inversión se encarecen y su cantidad demandada disminuye, los intermediarios financieros como los bancos tienden a reducir los créditos, ya que una tasa mayor implica mayor riesgo. El consumo de los distintos actores económicos tiende a disminuir, con tasas más altas es más atractivo ahorrar. Tasas de interés más altas también son más atractivas para la inversión en bonos y otros activos financieros del país, en relación a los bonos extranjeros. Esto puede inducir a una apreciación del tipo de cambio que se refiere al precio de una moneda extranjera que se expresa en términos de nuestra moneda nacional. Estos son sólo algunos elementos de gasto agregado de la economía que se ven impactados por los cambios en la tasa de interés. 




Fuente: Banxico




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.