6.24.2016

¿Qué significa el Brexit?




El Brexit es una abreviatura de dos palabras en inglés, Britain (Gran Bretaña) y exit (salida) y se refiere a un proceso que definió la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), en un inicio David Cameron sugirió un referéndum con este tema si ganaba las elecciones parlamentarias de 2015, pero después promovió y votó a favor de permanecer en la UE. Al conocer el resultado del Brexit, David Cameron anunció su renuncia al cargo de Primer Ministro para octubre de este año.
Hace unos años también se realizó el Grexit, un ejercicio similar en Grecia. El resultado fue la permanencia de Grecia dentro de la Unión Europea. Reino Unido es miembro de la Unión Europea desde 1973, aunque no comparte la moneda única, conocida como el euro. La moneda de curso legal en el Reino Unido es la libra esterlina. 

El 23 de junio se realizó en el Reino Unido este referéndum conocido como el Brexit con una pregunta fundamental que cambiará la vida de millones de europeos dentro y fuera del Reino Unido. 

La pregunta: ¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?

Ante esta pregunta, los electores tenían dos posibles respuestas:

a) Remain a member of European Union (Permanecer como miembro de la Unión Europea)
b) Leave the European Union (Abandonar la Unión Europea)

Con este ejercicio democrático el Reino Unido, la quinta economía del mundo decidió abandonar la Unión Europea después de más de 43 años con el 51,9% de los votos, contra el 48.1 por la permanencia. 
 



¿Qué implicaciones tiene la salida del Reino Unido?

La salida del Reino Unido implica cambios importantes, no sólo en Europa, si no a nivel global en temas de migración, empleo, comercio exterior, movimientos de capital e inversión, además de provocar incertidumbre y sobrerreacción en los mercados internacionales, como refleja la caída de las bolsas Europeas y del mundo. Las empresas británicas y los trabajadores también necesitan acceso libre y completo al mercado europeo. Como decía John Donne “Ningún hombre es una isla, completo en sí mismo, cada hombre es un pedazo del continente”. El libre movimiento de personas, bienes y otros recursos por los países miembros es uno de los principios fundamentales y el corazón económico de la Unión Europea. 

George Akerlof, Kenneth Arrow, Angus Deaton, Peter Diamond, James Heckman, Eric Maskin, James Mirrlees, Christopher Pissarides, Robert Solow y Jean Tirole, son 10 economistas galardonados con el premio Nobel de Economía que sugerían la permanencia en la Unión Europea, por las posibles implicaciones negativas a la economía.  

Por ejemplo, en este contexto y en el marco del Artículo IV de su convenio constitutivo, cada año el Fondo Monetario Internacional (FMI) realiza una revisión de la situación económica y perspectivas de cada uno de sus países miembros. En el caso del Reino Unido, el FMI también advertía que el mayor riesgo e incertidumbre de la economía se relacionaba con el resultado del referéndum, además señalaba una serie de efectos negativos para su economía como aumentos en las barreras comerciales con los países de Europa y el mundo, pues tienen relaciones comerciales con alrededores de 60 países. Estas barreas reducirían la inversión y la productividad, pero son efectos temporales. 

Nuestro país tiene una relación comercial acotada con el Reino Unido, es cercana al 1 por ciento y al menos por este canal, las autoridades económicas y financieras no esperan un impacto relevante, sin embargo la SHCP anunció una serie de medidas preventivas ante este escenario externo, entre ellas, un segundo recorte al gasto público por 31 mil 715 millones de pesos en gasto corriente. En términos de tipo de cambio, el peso registró una caída importante y la Comisión de Cambios se mantendrá atenta a la volatilidad del tipo de cambio. 

El profesor Paul Krugman, señala que las consecuencias económicas serán negativas, pero no tan profundas como muchos resaltan, en realidad, las consecuencias políticas podrían ser más graves, tanto en Europa como el Reino Unido y afirma que el Brexit hará más pobre y menos productiva a esta nación que decidió salir de la Unión Europea, pero al final puede ser sólo un síntoma más de los grandes errores como la adopción del euro por los países que integran la Unión europea sin una cuidadosa reflexión acerca de cómo una moneda única funcionaría sin un gobierno unificado.
                                              



2 comentarios:

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.