6.27.2012

¿Argentina es una economía proteccionista?



Hace décadas algunos países trataron de impulsar su desarrollo mediante la sustitución de las importaciones para fomentar determinados sectores estratégicos de su economía, y abastecerse en el mercado nacional. La justificación más importante de esta medida fue el denominado argumento de la industria naciente, es decir,  permitir que la industria tomara impulso  hasta tener un tamaño suficiente y enfrentarse a la competencia internacional.  

En la actualidad se considera que los países promueven el libre comercio generan mayor crecimiento económico y mayor bienestar para su población. Incluso en la declaración de los Líderes del G20 se comprometen firmemente con el libre comercio y la inversión, la expansión de los mercados y la oposición al proteccionismo en todas sus formas, destacando la importancia de un sistema de comercio multilateral, abierto, predecible, basado en reglas.


El decreto señala que el desvío de flujo comercial a su país constituye una amenaza de daño grave, inminente e irreparable a los fabricantes de “productos automotores” argentinos, afectando al desarrollo de las inversiones presentes o futuras del sector en el territorio de nuestro país. 

Argentina nos compra vehículos para el trasporte de personas, teléfonos celulares, medicamentos, partes de teléfonosy redes inalámbricas. Argentina nos vende vehículos para el transporte de mercancías, aluminio sin aliar, propano, minerales de plata, desodorantes corporales entre otros. En América Latina, nuestro país es para Argentina el tercer socio comercial y sexto destino de exportaciones. En la misma región, es nuestro cuarto socio comercial y cuarto destino de nuestras exportaciones.  Por casi 10 años tuvimos una balanza comercial deficitaria con Argentina, es decir le comprábamos más y le vendíamos menos. Si Argentina restringe la importación de autos mexicanos se estimulará la producción de automóviles en ese país. Habrá más trabajo y mayores ingresos para los trabajadores argentinos, pero los consumidores argentinos pagarán más por esos productos, y los exportadores de automóviles pueden experimentar una disminución de sus ventas. 

Los patrones de producción en los países podrían cambiar de una forma no deseada, toda vez que los recursos productivos pasarían de usos más eficientes a otros menos eficientes. Esto reduce la eficiencia de la economía internacional, hasta el punto de que los países limitan los unos las exportaciones de los otros, bloquean el proceso mutuamente beneficioso por el cual las naciones se especializan en producir bienes para los cuales sus conocimientos y recursos son particularmente idóneos. Un país proteccionista como Argentina es, por general menos productivo y, en consecuencia, más pobre de lo que habría sido con el libre comercio.

2 comentarios:

  1. La crisis financiera nos afecta a todos. Debería existir más preocupación por el tema para encontrar soluciones.

    ResponderEliminar
  2. Argentina debería recuperar los recursos propios y dejar de lado políticas desastre como las de la U.E.

    ResponderEliminar

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.