5.23.2012

Grecia, pequeña pero peligrosa



Las tensiones financieras en Europa están en niveles mayores que los observados después del 15 de septiembre de 2008 con la caída del banco de inversión Lehman Brothers. Los impactos a través del canal financiero tras su quiebra fueron brutales para el sistema financiero internacional, ya que provocó un fuerte incremento en la percepción de riesgo global, además aumentó la incertidumbre en una gama de activos en poder de las instituciones financieras. 

En ese momento las economías avanzadas anunciaron diversas acciones para elevar la protección de los depósitos de los ahorradores, proveer garantías a las nuevas emisiones de deuda, entre otras cosas. Con estas medidas se buscaba restablecer el crédito interbancario y prevenir una pérdida masiva de confianza entre el público en general.

Sin embargo, la situación se complicó como resultado de los vínculos de retroalimentación entre el sector financiero y el sector real, en el caso de nuestra economía, los impactos eran muy moderados, ya que nuestro sistema bancario no tenía problemas en sus balances, pero la crisis financiera internacional se agravó de manera importante afectando al sector real de nuestra economía, por ejemplo, nuestras exportaciones totales registraron una caída de 31.5% con relación a su nivel en enero de 2008, tasa que se derivó de disminuciones de 54.2 % de las exportaciones petroleras y de 26.3 % de las no petroleras. Este último porcentaje se originó de los descensos anuales de 26.1% de las exportaciones no petroleras dirigidas a Estados Unidos y de 26.8 por ciento de las canalizadas al resto del mundo.

Si las tensiones financieras en Europa están en niveles mayores que los observados después del 15 de septiembre de 2008, entonces, los problemas apenas inician. Hoy estamos frente a un hecho sin precedentes y podemos decir que la economía de Grecia, es pequeña pero peligrosa, en primer lugar, por su deuda con el resto del sistema financiero europeo, en segundo lugar, la posible salida de Grecia de la zona del euro tiene costos que son preclaros. Ante este escenario, la principal conclusión de la reunióndel G-8, comprometido con la estabilidad y el crecimiento es que Grecia siga en la eurozona, pero deberá cumplir sus compromisos.

El profesor Alejandro Villagómez también nos comparte en sublog una reflexión sobre la posible salida de Grecia de la zona del euro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.