3.30.2012

La fuerza del consumidor desde tiempos de Adam Smith


Adam Smith (1723-1790) es considerado el padre de la economía. Fue filósofo, economista, académico y escribió su obra La riqueza de las naciones en los inicios de la Revolución industrial.
La obra se publicó en 1776, año en que murió David Hume, el último de los principales pensadores mercantilistas y año en que ocurrió la independencia de los Estados Unidos. El principal mensaje de la obra de Adam Smith fue resaltar las virtudes de la división del trabajo, el libre comercio y la libre competencia, entre otras cosas.
La obra conserva ideas actuales como la siguiente:

El consumo es la finalidad exclusiva de la producción, y únicamente se deberá fomentar el interés de los productores cuando ello contribuya a promover el del consumidor. Pero,…el interés del consumidor se sacrifica constantemente al del productor, y pretende considerar la producción y no el consumo, como si fuera el objeto y la finalidad de toda la industria y de todo el comercio”

En este contexto, la ProcuraduríaFederal del Consumidor (PROFECO) presentó su nuevo portal del consumidor. Se trata de una herramienta con información que permitirá generar mayor competencia entre los vendedores; mostrar las acciones de la institución y sobre todo, otorgarles información y soberanía a los consumidores para que tomen mejores decisiones de compra en el mercado.
Recordemos que los precios tienen un papel muy importante en la economía, ya que nos proporcionan la información esencial para decidir si compramos algo o no y, de hacerlo, qué y cuánto comprar.
Para comprender la importancia de los precios como fuente de información, imagina lo que sería ir de compras a la tienda de autoservicio en el cual los artículos exhibidos en las estanterías no tuvieran un precio marcado.
La sección del portal de quién es quién en los precios es muy importante, ya que los precios funcionan como un semáforo, así como sus señales luminosas regulan o indican la circulación de vehículos y peatones, los precios son señales que revelan información. En un mercado con muchos compradores y muchos vendedores, la demanda y la oferta son igual de importantes; su interacción determina el precio y la cantidad de bienes y servicios que se desean intercambiar.
Podemos decir que para explicar los precios, igual que para bailar tango, se necesitan dos: la demanda y la oferta. Éstas explican por qué los precios son lo que son y porqué cambian a lo largo del tiempo, además los cambios en las relaciones entre los precios crean incentivos para movilizar o reasignar los recursos en una economía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.