3.07.2012

El poder de la educación en los primeros años


Hace unos días escuché una plática entre padres de familia y comentaban la siguiente disyuntiva sobre la educación de sus hijos: Gastar en su educación a temprana edad o hacerlo en la universidad.

Desde el punto de vista privado, la educación proporciona una medida del retorno al invertir en escolaridad adicional, es decir, mide el aumento de los ingresos como consecuencia del incremento de un año de escolaridad o de la adquisición de un cierto nivel educativo.

Bajo el enfoque de la teoría del capital humano, la educación es una inversión a largo plazo que puede llevarnos a una mejor preparación y a una relación positiva entre los ingresos en el futuro. Por otro lado, las inversiones en capital humano son esenciales para la economía de un país, ya que su productividad depende en gran medida de que su población adquiera los conocimientos y habilidades necesarios.

Una respuesta a estos padres de familia la presentó James Heckman, premio Nobel de economía y profesor de la Universidad de Chicago, en su artículo El poder de los primeros años: políticas para fomentar el Desarrollo Humano. Entre otras cosas, menciona que los recursos dedicados durante la etapa escolar son inversiones importantes, pero que son más altos los beneficios si se invierte en edad preescolar.

La gráfica nos muestra la tasa de retorno de los programas aplicados en distintas edades, por ejemplo, si los padres de familia se preguntan ¿cuál es la tasa de retorno por cada peso invertido?, el profesor Heckman muestra la vida del niño como una inversión. Y si nos preguntamos ¿dónde obtenemos la tasa de retorno más alta?, la respuesta es: “En los primeros años de vida”, ya que en esta etapa se desarrolla una base de destrezas que persisten y se desarrollan a lo largo de toda la vida. Por su parte, los gastos gubernamentales descuidan esta etapa, así como las políticas orientadas a la familia, sin tomar en cuenta que es ahí donde se obtienen los mayores beneficios económicos y sociales de los países. Citando al profesor Gary Becker, especialista inversión en educación y otras formas de capital humano: “Los países como México y Brasil tienen un inmenso potencial de desarrollo humano y económico. Pero retrasarán su ingreso al primer mundo si continúan sin prestarle atención a la educación y la salud de los más necesitados”

1 comentario:

  1. muy buen articulo, responde a una pregunta muy socorrida

    ResponderEliminar

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.