8.03.2011

El bienestar de la economía y el bienestar de la persona

El profesor de la Universidad de Princeton y ganador del premio Nobel de economía 2008, Paul Krugman, señala que el bienestar de la economía es muy parecido al bienestar de una persona, puesto que las cosas importantes que afectan el nivel de vida de muchas personas son la productividad, la distribución del ingreso y el desempleo. Si éstas son satisfactorias, todo marchará sobre ruedas, pero si no lo son, nada puede ir bien.

Hace unos días dio a conocer los resultados de la medición de pobreza 2008-2010, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), que tiene la facultad y responsabilidad de establecer los lineamientos y criterios para la definición, identificación y medición de la pobreza.

En este periodo la población en pobreza pasó de 44.5% a 46.2%, lo que significa un incremento de 48.8 a 52 millones de personas; mientras que la población en pobreza extrema se mantuvo en 11.7 millones.

La pobreza tiene muchas caras y formas, pero todas reducen al bienestar de las personas. Hay distintas formas de medir la pobreza, y de acuerdo al ingreso se distinguen tres tipos: alimentaria, de capacidades y pobreza de patrimonio. Desde luego, el ingreso es importante, pero no lo suficiente como para analizar las distintas caras de la pobreza.

Por esta razón, el CONEVAL dio a conocer en 2009 una metodología más efectiva de medir la pobreza: la medición multidimensional. Esta utiliza más de una cara o dimensión para estimar la pobreza en el país, como el ingreso corriente por persona, el acceso a la alimentación y a los servicios básicos de vivienda, entre otras.


Por ejemplo entre 2008 y 2010, podemos observar que en los resultados se registró un incremento de la población que carece de acceso a la alimentación; pasó del 21.7% (23.8 millones de personas) al 24.9% (28.0 millones de personas).

Además permite identificar si una persona se encuentra en una situación de pobreza multidimensional, es decir, que presente al menos una carencia social y no tenga un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades; o bien, que una persona se encuentre en situación de pobreza multidimensional extrema, es decir, que presente tres o más carencias y no tenga un ingreso suficiente para adquirir una canasta alimentaria.

Otros especialistas han comentado a la ligera que los resultados eran de esperarse y que no debe haber asombro; que la principal razón fue la crisis financiera internacional y que este aumento tiene su origen en un choque externo. Esto es parcialmente correcto, pues en el contexto de la crisis económica, el ingreso de los hogares se redujo, pero como dice Krugman, la productividad no lo es todo, aunque a largo plazo lo es casi todo y es una de las raíces del bienestar económico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.