12.09.2010

Irlanda perdió la carrera del crecimiento

Irlanda es un país que forma parte de la Unión Europea, su economía es relativamente pequeña y representa alrededor del 2% del Producto Interno Bruto de los países miembro y su población no llega a los 5 millones de personas.

Hasta hace algunos años Irlanda experimentó tasas importantes de crecimiento económico en comparación con cualquier otro país desarrollado; incluso llegó a considerarse el tigre celta de Europa.

Este desempeño se reflejo en aumento de la riqueza y bienestar de sus habitantes y de bajo desempleo. Por ejemplo, su PIB per cápita en 1987 era de 12,453 dls por persona, en 2003 de 35,954 y en 2007 alcanzó los 43,000 dls. El desempleo en 2003 era del 4%. Sin duda era una historia de éxito por su crecimiento económico.

Sin embargo, en el 2009 su economía tuvo una fuerte caída de 7%, un desempleo de 13% y su sistema bancario es un desastre, a pesar de que el gobierno de Irlanda garantizó los depósitos bancarios y la deuda de sus bancos. Actualmente es forzada a recurrir a un préstamo de rescate de 85 mil millones de euros, algo así como 113,000 millones de dólares.

Recordemos que hace unos meses el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea lanzaron en conjunto un salvavidas para rescatar a Grecia de la turbulencia fiscal y de la deuda por la que atraviesa actualmente. Con esto Irlanda se convierte en el segundo país de la Unión Europea en solicitar ayuda financiera; y los especialistas señalan que el siguiente puede ser Portugal, incluso que se habla de España.

El plan nacional de recuperación impulsado por el gobierno de Irlanda estima que su economía crecerá 2.75 % en promedio durante el periodo 2011-2014. Además de una serie de medidas que serán llevadas para ordenar y restablecer sus finazas públicas, con las cuales Irlanda se compromete a reducir su déficit fiscal al 9% del PIB para el 2011 y alcanzar el 3% para el 2014. También asume el compromiso de reducir su deuda que actualmente es del tamaño de su economía.

Esto significa que habrá que recortar los programas de gasto público y subir los impuestos, porque de lo contrario los déficits fiscales y la deuda seguirán creciendo rápidamente a mediano plazo. No cabe duda que Irlanda perdió la carrera del crecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.