9.21.2010

Dieciocho meses duró la recesión: NBER

La Oficina Nacional de Investigaciones Económicas (NBER, por sus siglas en inglés), es un organismo encargado de diagnosticar los ciclos económicos de Estados Unidos y de llevar una cronología de sus recesiones. Hace poco publicó un boletín para anunciar oficialmente que la última recesión tuvo una duración de 18 meses: inició en diciembre del 2007 y terminó en junio del 2009.

Desde 1854, el NBER lleva un registro de los ciclos económicos ocurridos en este país. Hasta la fecha van 33 ciclos, cuyas recesiones han durado en promedio 16 meses y las expansiones 42 meses.

Se le considera recesión a un período de dos trimestres consecutivos de crecimiento económico negativo, esto es, que la producción de un país sea menor a la del trimestre anterior. Los indicadores primarios del nivel de la actividad económica son considerados a partir de la producción interna y el empleo. Para el NBER esta recesión indica una baja significativa en la actividad económica, cuyos efectos se reflejan en la producción, empleo, salario reales y otras variables.

Entre sus registros podemos observar algunos ejemplos: La primera depresión prolongada que ocurrió a partir de la crisis financiera de 1873 se extendió durante 65 meses y la segunda ocurrió durante la Gran Depresión de los años 30 que se prolongó 43 meses.

La última recesión que se tuvo, contempló una duración de 18 meses, y es la peor recesión desde la Gran Depresión de 1929. Esperemos que la expansión también sea muy superior a las anteriores, aunque hasta el momento la fase de expansión acumula apenas 15 meses. Si llegara a terminar pronto, sería una de las más breves en la historia reciente.

Lo cierto es que los especialistas no vislumbran una nueva recesión a corto plazo, pero tampoco una recuperación importante de la economía para regresar el empleo a los niveles previos a la crisis.

El problema es que aunque la recesión ya terminó, sus estelas siguen presentes en la economía mundial, reflejados en millones de empleos perdidos. Tal es el caso de la tasa de desempleo para el área de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que se mantuvo en niveles cercanos al 9% en julio del 2010.

Según datos del Fondo Monetario Internacional, el desempleo mundial, que se mantuvo alrededor de 6% durante varios años, aumentó significativamente en 2009. En la actualidad, alrededor de 210 millones de personas están desempleadas, lo que significa un aumento de más de 30 millones desde el año 2007. Tan sólo en Estados Unidos durante la recesión, más de 7 millones de personas perdieron su empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.