1.22.2010

Los precios y la cuesta de enero

Cada año sucede, nos enfrentamos a la cuesta de enero: un período de dificultades económicas que coincide con este mes como consecuencia de nuestros gastos extraordinarios durante las fiestas navideñas.

Diciembre es el mes en el cual más billetes y monedas demandamos todos los participantes en la economía para realizar nuestras actividades cotidianas. Entre otras cosas, elevamos fuertemente nuestro gasto durante este mes para comprar regalos, viajes, fiestas y demás eventos.

La cuesta de enero de 2010 tendrá una dificultad adicional: las secuelas de la crisis económica -pues las estimaciones de la caída anual de la actividad económica son inciertas-, pero todo indica que será muy fuerte y la recuperación muy lenta. Además se espera un repunte temporal de la inflación para este año.

Hoy, por ejemplo, se publicó el primer dato de inflación quincenal para el mes de enero con una variación de 0.75 por ciento, nivel que no se registraba para este período en una década. Sin embargo, se esperaba este repunte temporal como consecuencia del aumento en los precios administrados y concertados, como la gasolina, el metro o transporte eléctrico.

La cuesta de enero es un problema de gasto excesivo, financiarlo puede resultar muy caro. Pero podemos evitarla y anticiparnos a ella. Si es posible, ahorra durante el año para que no tengas que recurrir a casas de empeño en este periodo de dificultades económicas. El aumento de precios no es la causa de la cuesta de enero, pero es una combinación que puede mermar sustancialmente nuestras finanzas personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.