12.14.2009

Cumbre en Copenhague: siguen las negociaciones

Hubo mucha acción en la cumbre sobre Cambio Climático en Copenhague este fin de semana. Entre marchas, detenidos y negociaciones, seguimos adelante en búsqueda de un tratado que finalmente obligue a los gobiernos del mundo a implementar un plan para mitigar los efectos del cambio climático.

Después de dos días de intensa negociación, el viernes pasado los 27 representantes de la Unión Europea lograron acordar la cifra con la que contribuirán al fondo destinado para ayudar a los países en vías de desarrollo. El fondo les ayudará a enfrentarse a los estragos del cambio climático en el corto plazo en tanto que entra en vigor el acuerdo en 2012. Serán 3.6 billones de dólares al año por los próximos tres años, Inglaterra, Francia y Alemania aportarán el 20% cada uno. (Ojo: no hay que perder de vista que esta cifra es minúscula en comparación con los fondos destinados a paquetes de estímulo fiscal y rescate financiero que se dieron a los grandes bancos después de la crisis económica del año pasado.)

El sábado hubo una marcha pacífica de más de 40,000 personas que se dirigieron hacia el centro de conferencias donde se esta llevando a cabo la cumbre, pero la policía danesa tomó cartas en el asunto cuando algunos manifestantes empezaron a vandalizar algunos edificios del centro de la ciudad. Fueron casi 1000 detenidos, de los cuales solamente 13 permanecían en custodia el domingo en la mañana.

Los representantes de Bangladesh declararon que la repartición de los fondos creados para combatir el cambio climático debe ir de acuerdo al porcentaje de la población del país directamente expuesto a los efectos adversos del cambio climático. De acuerdo con los representantes de Bangladesh, en su país el 15% de la población podría verse afectada, por lo tanto le correspondería el 15% de los fondos. Mientras tanto, el primer ministro etíope Meles Zenawi, representante de la unión Africana declaró que no ratificaría ningún tratado si las demandas de compensación que pedía África no fueran tomadas en cuenta. De hecho, la junta fue suspendida el lunes antes de mediodía por las protestas que encabezaron por las delegaciones africanas que exigieron se continuara de la implementación del Protocolo de Kyoto.


Hoy México y Noruega unieron fuerzas para proponer un modelo de financiamiento de acciones contra el cambio climático en países en desarrollo. Las contribuciones hacia este “Fondo Verde” vendrán tanto del presupuesto público como de subastar permisos de emisiones. De acuerdo con la propuesta, la escala del Fondo podría empezar con 10 billones de dólares al año para 2013 y se incrementaría a 30-40 billones de dólares para el año 2020.

La propuesta de Noruega es un modelo en el cual un cierto porcentaje de los permisos de emisión que otorga la ONU deben ser apartados para financiar acciones contra el cambio climático en países desarrollados. El Fondo Verde propuesto por México reparte fondos con base en las emisiones, población y PIB de cada país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.