12.18.2009

Cumbre en Copenhague: éxito a medias

En vísperas del cierre de la cumbre, los líderes de 120 países todavía no habían logrado un acuerdo mundial. Y todo parece indicar que regresarían a casa con las manos vacías. En últimas noticias, de acuerdo con un integrante de algo rango en la administración del presidente estadounidense Barak Obama, India, China, Sudáfrica, Brasil y Estados Unidos han llegado a un “importante acuerdo” cuyos detalles no han sido publicados aún. Aunque esta declaración es motivante, no es claro que haya acuerdos significantes con otros países.

¿Qué podemos concluir de todo esto?

El resultado de semanas de negociaciones es un documento preliminar de tres hojas (¡tres hojas!) que delinea débilmente algunos pasos a seguir. Dicho documento ha sido titulado como “El Acuerdo Copenhague”. En él se anuncia que la fecha límite de año 2010 para llegar a un acuerdo legalmente vinculante ha sido aplazada. También indica que los países “deberían” limitar el calentamiento global a 2º centígrados pero no señala una obligación. No establece metas específicas de reducción de emisiones ni fechas límite, solamente que deben hacerse “grandes recortes de emisiones” y que el máximo de emisiones debe ser alcanzado “lo más pronto posible”.

Este texto fue escrito por un grupo de 28 líderes, entre los que se encontraba el Primer Ministro de Inglaterra, Gordon Brown. Estipula que los países desarrollados “proveerán recursos financieros, tecnología y capacitación adecuados, predecibles y sostenibles” para ayudar a los países en vías de desarrollo a adaptarse al cambio climático. También incluye la propuesta de procuración de fondos por 10 mil millones de dólares entre 2010 y 2012 y reafirma la propuesta de canalizar 100 mil millones de dólares al año hacia los países en vías de desarrollo hasta el 2020. Sin embargo, no incluye detalles sobre la fuente de este financiamiento, si provendrá de fondos públicos o de mercados de carbono o si va formar parte de los donativos de ayuda económica internacional actual. El tratado no menciona detalles acerca de cómo incrementar la transparencia en las declaraciones de emisiones mitigadas, solamente dice que los países en vías de desarrollo deben hacer declaraciones de reducción cada dos años, pero otros países están exigiendo una auditoría más profunda. La Unión Europea no aclaró si su compromiso es de 20 o 30% de reducción de emisiones, y la propuesta de Japón de 25% está sujeta a que los demás países tomen alguna iniciativa.

La nota positiva es que se logró un tratado de protección forestal en donde los países ricos acordaron procurar 3.5 miles de millones de dólares para la conservación de los bosques.

El Presidente Felipe Calderón está apostando a lograr un acuerdo en la siguiente reunión sobre cambio climático que se llevará a cabo en la Ciudad de México en diciembre del próximo año. De acuerdo al periódico Reforma, en lo que respecta a México, Calderón reiteró los compromisos de reducir emisiones en un 30% para el año 2020 y estabilizar la tendencia de crecimiento de emisiones de gases de efecto invernadero “siempre y cuando se cuente con los recursos financieros y tecnológicos por parte de un mecanismo de financiamiento llamado por México como Fondo Verde”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.