12.17.2009

Cumbre en Copenhague: ¿catástrofe inminente?

A un día de cerrar negociaciones en Copenhague, los líderes mundiales siguen estando lejos de la meta deseable de mitigación de emisiones de carbono. Un reporte confidencial de la ONU (que fue distribuido a los medios masivos por un periódico británico) señala que falta llegar a un compromiso de 44 gigatoneladas de emisiones de carbono para mantener el aumento de temperatura mundial por debajo de los 2º centígrados. La suma de los compromisos que se tiene por parte de todos los países hasta el momento llega a 4 gigatoneladas. De acuerdo a un estudio publicado por el economista Nicolás Stern, si la temperatura llegara a aumentar 3 o 4º centrígrados, cientos de millones de personas viviendo cerca del nivel del mar podrían ser afectadas por inundaciones (en el Sureste asiático, pequeños estados insulares del Pacífico y el Caribe, ciudades costeras grandes como Tokio, Nueva York, Londres, entre otros…)

Hillary Clinton, la principal emisaria de Estados Unidos en temas ambientales ha declarado que su país hará aportaciones al fondo de financiamiento para acciones de mitigación de cambio climático siempre y cuando los países en vías de desarrollo permitan que sus contabilizaciones de toneladas de carbono mitigadas sen verificadas.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy declaró que si los países no logran un acuerdo satisfactorio, sería “catastrófico” para la humanidad. Su comentario fue respaldado por la canciller almena Àngela Merkel quien hizo un llamado para que el día de mañana se pueda concretar un acuerdo. “Nuestro trabajo en las siguientes 24 horas debe ser fructífero. Debemos entender que no podemos continuar por este camino, el mundo debe cambiar su visión”.

Los temas claves que se están tratando son:

Emisiones de GEI (Gases de efecto invernadero)
Países desarrollados están siendo presionados para reducir emisiones mientras que países pobres tienen que reducir su crecimiento de emisiones. Éstos últimos junto con ambientalistas declaran necesaria una reducción de 40% o más para el año 2020. La unión Europea se ha puesto como meta reducir en un 20 a 30% mientras que Estados Unidos sólo se ha comprometido reducir en un 4%.

Ayuda económica para los países desarrollados
Necesitan ayuda financiera para poder tomar las medidas necesarias a corto plazo. Para reunir los fondos necesarios, se han considerado propuestas como un impuesto mundial a la aviación.

Temas forestales
Un programa llamado Reducción de Emisiones de Deforestación y Degradación (REDD por sus siglas en inglés) propone un esquema de financiamiento para que los países pobres reciban compensación económica por proteger sus bosques. No se ha acordado una cifra para este programa y no existen medidas internacionales de las cuales partir para medir la deforestación. Hay controversia sobre cómo será generado este dinero y si se implementará a nivel nacional o regional.

Monitoreo de compromisos
Los países que ya se adhirieron al Protocolo de Kyoto en 1997 tendrían monitoreo estricto de sus recortes de emisiones y se enfrentarían a sanciones económicas en caso de no cumplir con sus obligaciones. Estados Unidos sólo accedería a monitorear sus emisiones en caso de que se incorporara a un tratado internacional legalmente vinculante. Los países desarrollados buscan un sistema de verificación internacional de acciones tomadas por parte de los países en vías de desarrollo, mientras que China e India entre otros están resistiendo lo que consideran es una intrusión a su soberanía.

Marco legal
Para Europa, Japón y otros países desarrollados, nuevos recortes en emisiones serán vistos como una extensión de las cuotas establecidas por el Protocolo de Kyoto. El nivel de obligaciones legales puede varar dependiendo del país, particularmente porque países como India y Chinga no quieren estar sujetos a tratados internacionales. Prefieren esquemas de reducción voluntaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.