12.11.2009

Cumbre en Copenhagen: ¿climática o anti-climática?

Si has estado pendiente de las noticias en los últimos días, sabrás que en Copenhague, Dinamarca, se está llevando a cabo la 15ª Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. En ella participan 110 líderes estatales de 192 países, incluyendo los presidentes de Estados Unidos, Brasil y Rusia. Los jugadores principales son Estados Unidos, China y la Unión Europea. México, por supuesto, también asistirá.

El objetivo principal de la cumbre es llegar a un acuerdo internacional que ate legalmente a los países a comprometerse a una meta factible de reducción de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Para los países subdesarrollados que están participando la preocupación principal es lograr estos objetivos sin dañar seriamente su economía. Uno de los puntos más importantes es lograr un esquema en el cual los países desarrollados den apoyo económico a los países subdesarrollados para impulsar programas de diversa índole para combatir el cambio climático.

Más de 100 naciones están firmando una meta para limitar los incrementos en temperatura a 1.5 grados Celsius arriba de niveles registrados después de la Revolución Industrial. Para lograr esto, se requiere que los países más ricos hagan reducciones de 45% de los niveles de 1990 para el año 2020. Sin embargo, los dos países más contaminantes, Estados Unidos y China están luchan para llegar a un acuerdo. Dado el crecimiento económico de más de 8% del PIB de China, aún si se comprometen a reducir sus emisiones en un 40%, para el 2020 éstas se habrán duplicado.

Afortunadamente en estos días han surgido muchas propuestas de legislación interesantes e inspiradoras, incluyendo una de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos proclamando al dióxido de carbono como contaminante peligroso para la salud el cual deber regulado por ley. Los empresarios americanos han puesto el grito en el cielo, pues temen que incurrirán en costos altísimos para hacer las modificaciones necesarias en sus respectivas industrias para reducir emisiones. El economista George Soros, ha propuesto un plan de financiamiento para crear “un fondo verde” usando las reservas de los 15 países desarrollados que se encuentran inactivas en el Fondo Monetario Internacional. Las cuatro economías emergentes más importantes: Brasil, India, China y Sudáfrica han propuesto que los países industrializados reduzcan sus emisiones en un 40% comparadas con las de 1990.

En las últimas noticias, el grupo de trabajo de la ONU publicó hoy un primer borrador del tratado climático. El documento sugiere que las emisiones mundiales deben reducirse a la mitad para el año 2050, pero también propone una meta entre 80 y 95% de reducción.

Parafraseando a Soros, “lo único que falta es la voluntad política” para hacer que ésta y muchas propuestas más se pongan en marcha. Dado que se requiere aprobación del congreso de los diferentes países, no podemos esperar que se comience con una legislación efectiva hasta que haya presión pública.

¡LEVANTEMOS LA VOZ!

Para más información y cobertura completa del evento, ingresa a http://es.cop15.dk/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.