1.30.2009

Las medidas de Obama ante la crisis

El Sr. Barack Obama, quien es el cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos, tomó posesión de su cargo el 20 de enero del año en curso. Sin duda, el principal reto que enfrenta su administración es el manejo de la actual crisis financiera. Por lo pronto, la Cámara de Representantes de Estados Unidos le aprobó el paquete fiscal por un monto superior a los 825 mil millones de dólares. El programa considera inversiones en energía y educación, deducciones fiscales para empresas que operen con energías renovables, infraestructura carretera y ferroviaria, reducción de impuestos, entre otros.

La crisis sigue su curso y se complica cada semana, otros países han lanzado paquetes de medidas ante este problema: Japón, Alemania, Portugal, España, Reino Unido, Australia, India, China, Chile, Argentina, Brasil y prácticamente en todo el mundo. Estos programas de estímulo fiscal son un conjunto de medidas destinadas a estimular la economía, consisten en incrementos en el gasto público en áreas estratégicas, como infraestructura, proteger y crear nuevos empleos, apoyo a las empresas y algunos ajustes y recortes en los impuestos.

El Fondo Monetario Internacional considera que en la coyuntura actual, la meta del impulso fiscal a nivel global debería ser de alrededor del 2% del PIB mundial y advierte que si la caída de la producción mundial resultará peor aún de lo previsto en este momento, la expansión fiscal tendría que ser mayor a la recomendada. Por ejemplo en países como China, Argentina y Hungría, el paquete de medidas fiscales superan el 6% de su PIB.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que para los gobiernos es tan importante el gasto como el ingreso. Es necesario señalar que para que algunas de estas medidas tengan un efecto favorable, no hay que poner en riesgo este balance. De no ser así, puede disminuir su impacto, incluso eliminar por completo sus efectos positivos con el transcurso del tiempo.

1 comentario:

  1. Hace poco tiempo el Wall Street Journal publicó un editorial titulado, “Ahora todos somos Keynesianos” esta frase la usó Richard Nixon en 1971 para argumentar en contra de las teorías de John M. Keynes, que a grandes rasgos pusieron de moda la intervención fiscal de los gobiernos para acelerar el consumo en épocas de crisis.

    El WSJ mantiene una posición crítica sobre este paquete de medidas fiscales que incluso había iniciado Bush antes del anuncio de Obama. Hay mucho escepticismo al respecto de la efectividad... Creo que para ajustar la situación de la crisis actual se requiera un poco más que un efecto en la demanda agregada...

    Ojalá publiquen este comentario... y no estaría nada mál que agregaran un enlace a mi blog

    http:\\supuestosyrestricciones.blogspot.com

    saludos

    ResponderEliminar

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.