1.06.2009

El rescate de la industria automotriz en Estados Unidos: ¿solución temporal?

Las repercusiones de la crisis financiera que comenzó en Estados Unidos han llegado hasta la industria automotriz de ese país. Ante esta situación, el gobierno otorgó hace unos días un paquete de ayuda por 17 mil 400 mdd que pretende evitar la quiebra de dos de las armadoras de autos más importantes: $13.4 mil millones para General Motors y $4 mil millones para Chrysler. Finalmente, el gobierno decidió que el rescate de las armadoras es preferible a la bancarrota. Sin duda, la quiebra de estas empresas se extendería mucho más allá de la industria automotriz debido a las características globales del sector, además tendría efectos negativos en el empleo, recordemos que el nivel de desempleo en Estados Unidos supera ya el 6%. Una quiebra podría agravar esta cifra y prolongar una recesión más severa de la economía.

Por otro lado, economistas como Gary Becker, Premio Nobel de Economía, sugieren que la bancarrota es preferible al rescate, pues permitiría que GM y Chrysler volvieran a ser más competitivos al eliminar algunas obligaciones en sus contratos laborales y pagar sueldos más razonables a sus empleados.

Desde luego, se corre el riesgo de que estos recursos sólo prolonguen la crisis de la industria automotriz, pues la caída en las ventas de automóviles en Estados Unidos son preocupantes, por ejemplo en septiembre y octubre de 2008, la industria automotriz estadounidense reportó una de sus peores caídas en ventas anuales en muchos años, entre ellas: GM con caídas de 16%, Ford 34% y Chrysler 33%. Ésta es una de las principales razones de los paros técnicos en las plantas del sector. El escenario también es sombrío para nuestro país, pues en los últimos años las exportaciones de vehículos de México han tenido como principal destino el mercado de Estados Unidos.

Los retos de las armadoras americanas consisten en instrumentar métodos que les permitan competir en el mercado. Una clave sería reducir sus costos de operación, pues las diferencias en los costos laborales por hora en EU son muy significativas, por ejemplo, el costo promedio por hora trabajada en Chrysler es de $75.86 dls, en General Motors de $73.26, mientras que sus competidores asiáticos como Toyota y Honda son de 47.60 dls y 42.95 dls respectivamente. Por otro lado el precio de las acciones de las empresas involucradas en el rescate han tenido caídas muy importantes, por ejemplo las acciones de General Motors, en el año perdieron cerca del 90% de su valor. En los primeros días del año en curso se cotizan en menos de cinco dólares.

El paquete de ayuda es un incentivo que representa una oportunidad para las armadoras para reestructurarse fuera del proceso de quiebra, además tienen poco tiempo para hacerlo, si las empresas no presentan un plan viable que los haga más competitivos en el largo plazo para el 31 de marzo tendrán que regresar los recursos.

1 comentario:

  1. Hola!! buena entrada... un comentario interesante: un patrocinador tradicional del Super Tazón ha sido General Motors, estamos hablando de que un patrocinador está dispuesto a desembolsar un millón y medio de dólares por 30 segundos de publicidad durante el evento.

    De acuerdo a la crisis y al momento que atraviesa supongo que GM disminuirá o incluso desaparecerá de la barra de comerciales durante el evento...

    Dudo que use el dinero público para anunciarse en el juego que ganarán sin lugar a dudas los Cardenales de San Luis!! Visiten la nueva entrada de mi blog!! http://supuestosyrestricciones.blogspot.com/

    Saludos

    ResponderEliminar

¿Te preocupa la crisis financiera? Déjanos tus comentarios.